Murgiverde s.c.a.2º

Murgiverde s.c.a.2º
frutas y hortalizas

martes, 17 de abril de 2012

Consejos para una correcta higienización de las frutas y hortalizas frescas.

Lavar las frutas y las hortalizas que sirves frescas en tu casa, constituye un paso fundamental en la preparación de estas. Y es que una mala higienización puede conllevar serios problemas de salud para ti y los que más quieres.
Tal vez nunca te has parado a pensarlo demasiado, pero una correcta higinización de las frutas y verduras que consumimos diariamente en nuestro hogar, consitutye uno de los aspectos más importantes a la hora de disponerse a preparar ensaladas y demás comidas en las que este tipo de alimentos sean importantes.

Sin embargo, no podemos olvidarnos de que es tan importante se incorporación en cantidades grandes a nuestra dieta, del mismo modo, o incluso mayor, que el hecho de lavarlas de una forma correctamente para así asegurarnos de que no nos infectamos o contraemos alguna enfermedad.
Y es que, como ya sabrás, estas están en contacto con muchos productos químicos, sulfatos, y demás, además de pasar por un proceso químico, y como solemos decir nosotros "ha pasado por muchas manos".
Así que, una correcta higienización es fundamental, por lo que en este artículo te propongo algunos consejos e ideas para llevarla a cabo.
Toma nota, y sobre todo, aplícalos en tu cocina.
Con la salud tuya y de los que te rodean no se puede jugar, y tu lo sabes.

• Debes comprar frutas y verduras  de temporada. Así tendrán menos cantidad de plaguicidas y químicos, ya que no tendrán que ser usados para su conservación.
• No laves los alimentos antes de guardarlos, ya que al debilitar la piel, puedes favorecer a que los patógenos se adhieran a esta.

• Lava siempre las frutas abundantemente antes de consumirlas.

• Las frutas picadas,o con manchas son aún más peligrosas para nuestro consumo. Por ello, es mejor evitarlas. Puede cortar estas partes y no ingerirlas.

• No utilices nunca un detergente para lavarlas, al contrario de la creencia popular, este puede ser muy peligroso, y terminar siendo peor el remedio que la enfermedad, por así decirlo. Además hay que tener en cuenta que algunas de las hortalizas absorben muy bien estos productos químicos lo cual podría ser peligrosísimo.

Si sigues estos consejos, no tendrás problemas con ellas a la hora de servirlas en tu mesa.