Murgiverde s.c.a.2º

Murgiverde s.c.a.2º
frutas y hortalizas

sábado, 16 de junio de 2012

FRAUDE EN LA FRONTERA CON LOS TERCEROS PAISES


COAG ve “estériles” las ideas de la CE para acabar con el fraude en frontera

  • Para Coag, debería eliminarse el método que permite a los importadores abonar los derechos arancelarios tras vender la producción en el mercado europeo
  • Se valora la flexibilización de los mecanismos de no cosecha y de retirada en verde y la mejora de las indemnizaciones de retirada de producto
Aumentar Disminuir Imprimir
MADRID
Enlace corto: http://goo.gl/jmwzw
15 JUNIO, 2012 | REDACCIÓN
La Comisión Europea presentó en el Comité de Gestión una propuesta de modificación del Reglamento comunitario que aborda las medidas de gestión de crisis y el régimen de precios de entrada en el sector de las frutas y hortalizas. El asunto continuará analizándose en el Comité de Gestión del próximo 19 de junio, si bien podría retrasarse la votación a fechas posteriores.
Por esta razón, desde la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) se valora la propuesta que ha realizado la Comisión, pero se considera que no se han abordado en profundidad los problemas. “La Comisión pretende poner un parche a una cuestión de gran envergadura y que requiere modificaciones en profundidad de manera urgente”, ha afirmado Andrés Góngora, responsable del sector de Frutas y Hortalizas de COAG. “Es cierto que la propuesta presenta elementos positivos, pero son absolutamente insuficientes para solventar las crisis de precios y mejorar el control de las importaciones”.
En este sentido, para COAG es una cuestión clave la instauración con carácter “de urgencia” de un sistema de gestión de crisis grave que permita afrontar las situaciones de dificultad del mercado de manera ágil, universal y accesible para todos los productores, con financiación 100% pública y que se active “de forma automática e inmediata”. Además, en las situaciones que se active deben limitarse las importaciones de terceros países que podrían aprovecharse de las medidas de gestión de crisis establecidas.
Por otro lado, COAG considera que el sistema de precios de entrada debe revisarse en profundidad para evitar situaciones de fraude aduanero como las que se producen de manera recurrente. Por ello, debería eliminarse el método deductivo, que permite a los importadores abonar los derechos arancelarios una vez se han vendido en el mercado europeo y cuyo control no queda asegurado ni siquiera con la reforma propuesta, porque no recae en las autoridades de la UE, sino en las de los propios Estados miembros, que hasta ahora “no han querido mostrar su correcta aplicación en algunos casos”.
En cuanto a la propuesta planteada para modificar los mecanismos de gestión de crisis de precios, se valora la flexibilización de los mecanismos de no cosecha y de retirada en verde y sobre la mejora de las indemnizaciones de retirada. Sin embargo, COAG considera que la revisión al alza es insuficiente para cubrir la subida de costes de producción de los últimos años si bien se deberían haber mejorado las ayudas a determinados productos, por ejemplo melocotón, nectarina, manzana o cítricos. En el caso particular del tomate, COAG considera importante que se reconozca la cuantía ridícula que se padecía en la actualidad y la especial sensibilidad del periodo invernal por las elevadas importaciones de terceros países que generan continúas crisis. Finalmente, respecto al precio de entrada se considera aceptable la mejora de la trazabilidad propuesta pero se insta a que la aplicación sobre el terreno sea controlada por las instancias comunitarias para que no quede en papel mojado.
Finalmente COAG quiere reclamar al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que, cuando el reglamento sea aprobado, revise lo antes posible las disposiciones estatales al respecto y mejore sustancialmente las cuantías de retirada de aquellos productos que no vienen fijados por el reglamento comunitario, como puede ser el pepino, la paraguaya o el calabacín, y también las indemnizaciones por la no cosecha o cosecha en verde para adecuarlas a la realidad productiva de nuestras explotaciones y a los rendimientos obtenidos en ellas.
La propuesta de la Comisión Europea
En lo que concierne a las medidas de gestión y prevención de crisis, la Comisión Europea flexibiliza las definiciones de no cosecha y de cosecha en verde y revisa las cuantías de las indemnizaciones comunitarias de retirada establecidas en la actualidad, primando en mayor medida el destino a distribución gratuita. En el caso del tomate, se incluye como novedad una doble indemnización comunitaria de retirada, diferenciando el tomate de invierno y el de verano.
El proyecto de Reglamento incluye también como novedad el establecimiento de dos niveles de indemnización comunitarias de retirada según sea destinada a distribución gratuita o a otros destinos. La retirada destinada a la distribución gratuita cuenta con un importe mayor de ayuda, ya que la Comisión pretende fomentarla (coliflor, tomate, manzana, uva, albaricoque, pera, berenjena, melón, sandía, clementinas y limones).
Con relación al sistema de precios de entrada, la Comisión plantea un mayor control de la trazabilidad física y contable de los productos importados, de manera que se puedan fiscalizar en mayor medida las cantidades a satisfacer como derechos arancelarios en las aduanas de la UE.