Murgiverde s.c.a.2º

Murgiverde s.c.a.2º
frutas y hortalizas

jueves, 14 de junio de 2012

LA IMPORTANCIA DEL CORREDOR MEDITERRANEO PARA LAS FRUTAS Y HORTALIZAS ESPAÑOLAS

SEGUN EL EMPRESARIO FEDERICO FELIX


12.06.2012VALENCIAJ. Brines0
El empresario explica en el Congreso Aecoc de frutas y hortalizas el beneficio de mejorar el transporte para elevar los márgenes de los exportadores.
El corredor mediterráneo de mercancías será un factor relevante de ahorro para el sector agroalimentario, según resaltó el presidente de la Federación Empresarial de Agroalimentación de la Comunidad Valenciana, Federico Félix.
Durante el congreso Aecoc de Frutas y Hortalizas, que se celebra estos días en Valencia, señaló que la construcción del tercer carril ahorra en general al sector unos veinte céntimos de euros por kilo transportado. “Encargamos unos estudios desde la Asociación Valenciana de Empresarios, y demuestran a las claras que el corredor es una de las herramientas importantes para muchos sectores. A la Ford le cuesta casi 400 euros más por coche ir por carretera. El tercer carril no es lo que queremos, pero es lo que podemos”. Sobre el ahorro, “se habla de entre veinte y treinta céntimos por kilo cuando va al centro de Europa. Esto al final son barbaridades porque a veces el beneficio esperado era inferior a esto”.
“No podemos seguir soportando el transporte por carretera, además por el aspecto ambiental”.
Respecto al futuro del sector agroalimentario, Federico Félix afirma que tenemos que ser “optimistas y estar razonablemente satisfechos, sobre todo con la que está cayendo y lo que se está viendo en otros sectores”.
Innovación
Félix afirmó que la I+D+i es vital para el sector y “no podemos aceptar recortes, sobre todo en el sector agroalimentario, porque innova muy deprisa, la obsolescencia es muy rápida y la salida de productos al mercado es muy rápida”.
En cuanto a la evolución del consumo y la posición de la cuarta y quinta gama, Federico Félix señala que antes de la crisis se veía claramente que el consumo iba por ahí. “Seguirá bien, aunque quizá la crisis lo ralentice un poco”.
El empresario agroalimentario se refirió también a la relación de las empresas agroalimentarias con las cadenas de distribución y afirmó que “no es justo que el agricultor no tenga una renta mínima, pero tenemos unos minifundios que hacen prácticamente inviable esa rentabilidad. Las cadenas de distribución han beneficiado al consumidor final, y a las empresas agroalimentarias que se han adaptado a esa realidad les ha ido bien. Hay empresas del sector que hoy tienen tamaño e instalaciones magníficas, gracias a que las cadenas de distribución han actuado como locomotoras.”
Sobre la internacionalización, destacó la tradición exportadora de las empresas hortofrutícolas valencianas y que “esa cultura se ha quedado, pero tenemos que seguir creciendo. Hay que tener ganas de complicarse la vida”.