Murgiverde s.c.a.2º

Murgiverde s.c.a.2º
frutas y hortalizas

jueves, 19 de julio de 2012

EE.UU. & MEXICO POR DUMPING EN EL TOMATE


AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Productores mexicanos de tomate en México se manifestaron en contra de los esfuerzos de algunos productores de tomate de Florida, Estados Unidos, para terminar con el Acuerdo que determina los parámetros de importación de la hortaliza hacia este País.

De acuerdo con diversas organizaciones de productores nacionales y de diferentes estados de la República, el pasado 22 de junio el Florida Tomato Exchange solicitó al Departamento de Comercio de los Estados Unidos suspender el acuerdo bilateral que este tiene con los productores de tomate de México, para que de inmediato puedan presentar una petición para una nueva investigación antidumping.

“No hay ningún problema de dumping, desde el 96 tenemos con este tema y ahorita tenemos un representante de nosotros en Washington, viendo ese asunto. El acuerdo estaba trabajando muy bien para todo el mundo: agricultores estadounidenses, productores mexicanos y consumidores de Estados Unidos, que de otro modo habrían sido víctimas de los aumentos arbitrarios de precios y de sufrir en la línea de cajeros del supermercado”, dijo Manuel Cázares, presidente del Sistema Producto Tomate de México.

El acuerdo original, entre el Departamento de Comercio de EU y los productores mexicanos de tomate, entró en vigor el primero de noviembre de 1996 para suspender una investigación antidumping que se estaba realizando en ese momento.

Éste estableció un precio mínimo, determinado por el Departamento de Comercio, en virtud del cual los agricultores mexicanos acordamos no vender por debajo en el mercado de los EU.

Desde entonces, el Acuerdo ha sido renegociado y renovado en dos ocasiones (en 2002 y 2008).

“Estamos decepcionados, este acuerdo ha funcionado bien durante 16 años, brindando estabilidad al mercado y solucionando uno de los más grandes conflictos comerciales bilaterales entre Estados Unidos y México.

“Si estos agricultores de Florida tienen éxito en reanudar esta guerra comercial, tendrá un enorme impacto negativo en las industrias en ambos lados de la frontera y el precio se incrementará de manera significativa para los consumidores estadounidenses”, dijo Rosario Beltrán, presidente de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES).

Según los productores mexicanos, las presiones económicas mencionadas por los agricultores de la Florida son producto de sus propias acciones y limitaciones, ya que en los últimos años, lejos de innovar, han basado su producción en una tecnología obsoleta y siembran variedades de tomate que ya no son populares entre los consumidores de Estados Unidos.