Murgiverde s.c.a.2º

Murgiverde s.c.a.2º
frutas y hortalizas

lunes, 10 de septiembre de 2012

CRISIS ALIMENTARIA: LOS RETOS QUE ENFRENTAN LA INDUSTRIA AGRICOLA MUNDIAL


Crisis alimentaria: Los retos que enfrenta la industria agrícola mundial

Enviar a un amigo enviar a un amigo
3 de Septiembre de 2012
Considerando la escasez de superficie cultivable que existe actualmente a nivel mundial.
En 2050 alrededor de 9 mil millones de personas habitarán el planeta y la producción agrícola deberá crecer un 60% hasta ese año, para ser capaz de cubrir la creciente demanda por alimentos.
Se trata de un desafío no menor, considerando la escasez de superficie cultivable que existe actualmente a nivel mundial, pero con casos particulares.
Al respecto Silvia Bechara gerente a nivel regional de desarrollo sostenible y sustentabilidad de BASF Agro, señaló awww.portalfruticola.com que “hoy el área sembrada en el planeta no puede alimentar a 9 mil millones de personas. Necesitaríamos tres planetas para alimentarlos con los parámetros dietarios actuales”.
En términos de escasez de tierras por ejemplo, explica que Europa se ha convertido en el primer continente importador de alimentos, presentando un déficit del área cultivable cercano a la superficie de Alemania. “Adicionalmente, Europa tiene una marcada política en contra del uso de plaguicidas y una fuerte decisión política en la restricción del uso y volúmenes se sustancias químicas en general”, añade Bechara.
Aumentar la producción de alimentos se trata entonces de un desafío no menor: “Debemos producir más pero con requerimientos cada vez más exigentes”, enfatiza Santiago Farinati, gerente de marketing de BASF Agro en Chile y Perú
El ejecutivo detalla que las restricciones y tolerancias de importación van en contra por ejemplo de las aplicaciones tardías de químicos y por ello, un desafío adicional es desarrollar productos que se degraden más rápido. Farinati destaca que en BASF están sacando de su portafolio aquellos productos que cuentan con una curva de degradación “muy larga”.
En Chile, BASF cuenta con una plataforma de investigación y desarrollo enfocado en frutas y hortalizas. De ahí nació el programa Uvas Sin Fronteras y Pomáceas sin Fronteras, los cuales tienen como objetivo entregar un servicio integral al productor que permita cosechar la fruta con residuos bajo los límites establecidos; y además mejorar la calidad y aumentar la producción.
El ejecutivo enfatiza que “somos (la industria química) parte de la cadena de producción de alimentos y por eso, debemos solucionar problemas para producir más y mejorar la calidad. Nuestra misión es más amplia que sólo vender productos químicos”.
Oportunidades en un ambiente de crisis
La capacidad de crecimiento de la tierra cultivable es heterogénea alrededor del planeta, existiendo regiones donde no hay capacidad de crecimiento aunque en otras, como América Latina, las oportunidades son concretas.
De acuerdo a Silvia Bechara, el desafío de América Latina en este momento consiste en “convertirse en una de las principales despensas alimenticias del mundo”. Añade que la región “está mirando fuertemente hacia Europa y Asia, conquistando mercados que hace unos años eran impensables”. Y en ello, detalla que Chile es un país ejemplo: “Ha tenido la suficiente madurez para entender una oportunidad de mercado y ha logrado conquistarla con responsabilidad”.
Asegura que se trata de un ejemplo ya que ha logrado superar con éxito las restricciones al ingreso de frutas y hortalizas: “Latinoamérica debe mirar a Chile como ejemplo de un país que ha crecido como país exportador frente a situaciones tremendamente restrictivas”.
Santiago Farinati, gerente de marketing de BASF Agro en Chile y Perú
En opinión del gerente de marketing de BASF Agro en Chile y Perú, Santiago Farinati, la industria peruana tiene grandes oportunidades en la denominada crisis alimentaria: “Tiene la oportunidad de crecimiento más grande en América Latina ya que es uno de los pocos países que tienen potencial en términos de crecimiento de superficie”.
Esto, debido a la existencia de diversos proyectos de irrigación que permitirán ampliar sus fronteras agrícolas.
“Tienen agua, tienen tierra”, enfatiza Farinati.
En Perú, BASF Agro cuenta también al igual que en Chile con una plataforma de desarrollo e investigación.
Crecimiento en base a la sostenibilidad
En un escenario de crisis alimentaria el desarrollo sostenible y sustentable resulta clave para dar respuesta a dicha problemática mundial. La clave es producir más utilizando menos recursos.
Silvia Bechara gerente a nivel regional de Desarrollo Sostenible y Sustentabilidad de BASF Agro, detalla que la sostenibilidad debe medirse en base a tres pilares fundamentales: social, ambiental y económico, contando cada uno de ellos con una serie indicadores.
Entre los principales indicadores destacan consumo de agua, técnicas de aplicación de regadío, huella de carbono, salud de los suelos, análisis de emisión de plaguicidas y el aporte social que una compañía realice a la comunidad en la cual está inserta.
www.portalfruticola.com