Murgiverde s.c.a.2º

Murgiverde s.c.a.2º
frutas y hortalizas

domingo, 28 de octubre de 2012

EL VALOR ECONOMICO DEL SUELO AGRICOLA EN ALMERIA


El precio medio de la tierra agrícola en Almería supera los 38.500 euros la hectárea, el doble que en Andalucía

Las cotizaciones más frecuentes de la labor de regadío en la provincia en 2011 rondaron los 140.000 euros la hectárea


El pasado año los precios de las tierras agrícolas bajaron en toda Anda-lucía, salvo en Cádiz y Málaga, donde se revalorizaron ligeramente. Almería, donde los precios se mantienen en la línea de los últimos años –aunque con una ligera tendencia a la baja- es la provincia de la Comunidad donde se si-guen registrando las cotizaciones más elevadas en el suelo de labor.

En 2011, el precio medio de las tierras agrícolas de la provincia de Al-mería se situó en 38.500 euros –un 3,6% menos que en 2010-, pero el doble que la media andaluza, que fue de 19.600 euros. Así lo recoge la ‘Encuesta de precios de la tierra en Andalucía. Año 2011’ de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.

Las cotizaciones medias más elevadas en las tierras agrícolas de Almería se dan en la labor de regadíos, con más de 137.300 euros la hectárea, lo que supone un ligero descenso del 2,2% en comparación con el año 2010. No obstante hay zonas como la Vega de Adra o el término municipal de Roquetas de Mar, donde se llega a pagar hasta 300.000 euros, y 280.000 en El Alquián y La Cañada, en la capital. La segunda provincia con cotizaciones más altas en este tipo de labor es Granada, donde se paga a 53.000 euros.

Las parcelas con cultivo de viñedo de uva de mesa de regadío son las segundas más cotizadas en Almería: casi 79.000 euros es el precio más fre-cuente, el mismo precio que en el año 2010. En El Ejido, no obstante, hay al-gunas parcelas con este tipo de cultivo valoradas en 210.000 euros la hectá-rea.

En 60.000 euros la hectárea se situó el pasado año el precio medio de la tierra de labor dedicada a la producción de frutales de hueso, una cotización un 7,5% inferior a la del ejercicio de 2010, concentrada en el Alto y Bajo Almanzora. Almería, con diferencia, es la provincia andaluza donde estos suelos están más valorados, ya que la segunda provincia con mejores cotizaciones es Granada, donde el precio medio no llega a 47.000 euros.

Las tierras de cultivo de almendro de regadío son las terceras más coti-zadas en la provincia. Según la ‘Encuesta’, el pasado año la cotización más frecuente se situó en casi 52.000 euros la hectárea, a pesar de un descenso del 4,8% sobre el año de referencia. En el Campo de Tabernas, no obstante, ha parcelas de frutos secos con regadío por las que se pagaron hasta 80.000 euros.

En el caso de las explotaciones de frutos secos de secano, el precio más frecuente osciló en torno a los 6.800 euros la hectárea, lo que supone un descenso del 5,2% en comparación con los datos del año 2010. En este terreno, la provincia de Almería no es la primera del ‘ranking’ andaluz, donde destaca Málaga, con una cotización media por hectárea de 7.167 euros.

Mejor valorados que los almendrales de secano son las tierras de labor de secano. En Almería los precios más frecuentes el pasado año se situaron en 23.122 euros, un 5,3% menos que en 2010. Níjar, que concentra una cuarta parte de la labor de secano de la provincia, es con gran diferencia el municipio donde más se paga por este suelo, debido a las oportunidades para convertirlo en regadío, y de hecho hay parcelas que alcanzaron precios de 180.000 euros la hectárea.

Es pastizal, como viene siendo habitual, es la tierra agrícola menos cotizada, y la que más valor perdió el pasado año en Almería: el precio medio se situó en 6.349 euros la hectárea, un 12,6% menos que en 2010. Con todo, Almería es la tercera provincia donde esta tierra de labor alcanzó mejores precios, por detrás de Cádiz (9.540 euros) y de Málaga 6.668 euros). Como en el caso del secano, en el Campo de Níjar y en Almería capital hubo parcelas por las que se pagó unos 40.000 euros.