Murgiverde s.c.a.2º

Murgiverde s.c.a.2º
frutas y hortalizas

jueves, 29 de noviembre de 2012

SEGURIDAD ALIMENTARIA: MARRUECOS INCUMPLE LOS CONTROLES ADUANEROS

Fepex afirma que hay "evidencia" de que Marruecos incumple derechos de aduana


La Federación Española de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex) afirma que existe la "evidencia" de que Marruecos no está pagando el derecho de aduanas correspondiente a las importaciones de tomate, por lo que ha reclamado a las autoridades un mayor control fronterizo.

La Federación ha respondido así a las declaraciones del comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, quien aseguró que las importaciones de tomate marroquíes cumplen con la legalidad en el Consejo de Ministros de la Unión Europea celebrado ayer.

España pidió en la reunión mayores controles para estas importaciones, ante la bajada de precios registrada en noviembre, que el comisario atribuyó a factores estacionales, ya que en este mes llegan al mercado europeo las producciones española y marroquí.

El director de Fepex, José María Pozancos, ha declarado a Efeagro que con el bajo precio al que se vende el tomate marroquí actualmente es imposible que se hayan pagado los derechos de aduanas, ya que sería inviable económicamente.

Por ello, considera "fundamental" exigir un "respeto escrupuloso del tratado" para garantizar la viabilidad de las explotaciones españolas, que en as principales zonas productores, en muchos casos con tasas de paro del 35 %, constituyen la principal actividad económica.

Fepex ya denunció a mediados de mes que la entrada de tomate marroquí estaba provocando el hundimiento de precios.

Según explica la entidad, cuando las importaciones están por debajo del precio de entrada fijado en el protocolo, de 46,1 euros por cien kilogramos, el importador debería pagar un derecho de aduana de 29,8 euros cada 100 kilos.

Sin embargo, en noviembre el valor de importación se encuentra por debajo de 42,4 euros los 100 kilogramos e incluso ha alcanzado un "mínimo histórico" de 36 euros los cien kilos.