Murgiverde s.c.a.2º

Murgiverde s.c.a.2º
frutas y hortalizas

martes, 31 de diciembre de 2013

10 tesis para poder relacionarse exitosamente con los mercados

Mercados y negocios son relaciones



 Hay que dejar de vender y crear confianza para que nos compren. Los mensajes comerciales ya no sirven.

1. El mejor producto del mundo no te sirve.
 Si no tienes los contactos adecuados para llegar a poder presentarlo a tus clientes potenciales.
2. Siempre hay intereses ocultos en las organizaciones.
 Esto significa que aunque tu producto gusté puede que fracases porque no seas consciente de su existencia.
3. La calidad de un producto no influye en la calidad de las relaciones.
 Las relaciones dependen de las personas. Si tu comercial es un antisocial, venderá poco.
4. El éxito de una venta depende del poder de decisión de tu interlocutor.
 Puedes haber tenido la mejor reunión de tu vida pero si no has hablado con el responsable no te sirve.
5. Convencer al jefe no es suficiente para vender.
 Tienes que tener detrás de ti a todo el equipo porque importa tanto el que toma la decisión como
 los que la ejecutan.
6. Las relaciones se basan en valores compartidos.
 Es casi imposible mantener relaciones a largo plazo cuando se comparten valores diferentes o incluso
 opuestos.
7. Los negocios que son capaces de establecer relaciones directas triunfarán.
 Los clientes quieren sentirse apreciados. Las empresas que logren relaciones directas destacan.
8. Conseguir relaciones fuertes tarda años, para destruirlas necesitas minutos
Una relación fuerte no se adquiere con realizar una campaña de publicidad. Es una mezcla de actividades
 que generan confianza durante varios años.
9. Negocios basados en relaciones débiles no sobreviven una crisis
Los planes nunca salen. Algo en algún momento siempre falla. 
Relaciones débiles mueren tras experiencias negativas.
10. Una fuerte relación no se mantiene si no la cuidas
Relaciones son como casas. Tardan en construirse y después se mantienen un tiempo sin mucha inversión.
 Si no inviertes en ella nunca más se pierde en valor.
Los mercados ya no son únicamente conversaciones. Los que saben escuchar y trabajan a largo plazo
 lograrán relaciones que son la base cada negocio.
 La confianza, valores compartidos e invertir en ellas a largo plazo diferencian
 las empresas que triunfarán de aquellas que se olvidarán.