Murgiverde s.c.a.2º

Murgiverde s.c.a.2º
frutas y hortalizas

viernes, 30 de octubre de 2015

DE COMPRAS EN EL SÚPER DEL FUTURO

DE COMPRAS EN EL SÚPER DEL FUTURO
El Mundo -Papel 25/10/2015

En vez del frutero, te atiende un robot. Y no hay estanterías, sino pantallas táctiles. Toda una experiencia futurista que no es ciencia ficción. El supermercado del futuro existe y lo hemos visitado. Y no, no nos consta que cobren por las bolsas.

Cuando una piensa en una peli futurista, se imagina al prota salvando el mundo, a Harrison Ford ejerciendo de Blade Runner o a Tom Cruise evitando asesinatos antes de que ocurran. Pero cuando visualizamos a Han Solo seleccionando yogures o a Neo comprobando las calorías de la salsa boloñesa, esa ya es otra historia. Y bien turbia, por cierto.
Sin embargo, al adentrarse en el pabellón 93 de la Expo de Milán, con sus 2.700 metros cuadrados, cruzarse con un replicante en el pasillo de los congelados comienza a vislumbrarse como una posibilidad un poquito más real. Los culpables de tal hazaña son, a partes iguales, la cadena de supermercados italiana Coop y la consultora tecnológica Accenture: juntos han creado el primer piloto del Supermercado del Futuro.
Si lo primero que te viene a la mente al pensar en una tienda del mañana son robots, sorpresa: hay robots. Y si lo lógico es que el tema se parezca a Minority Report, sorpresa: es Minority Report. O al menos se parece en lo importante: es decir, en las pantallas guays.
Hasta ahí todo en orden, nada que desentone en nuestro ideal de Tomorrowland. Y entonces, zas, primer giro de guión: adiós a las estanterías. El supermercado del futuro no tiene baldas con productos, pero tampoco tubos transparentes que depositen la comida en nuestro carro. La solución es mucho más sencilla: mesas. Efectivamente, mesas.
«Buscamos que los clientes puedan verse las caras, que el supermercado sea un espacio abierto. A la gente le gusta interactuar y queremos que el momento de la compra sea una experiencia en sí misma», cuenta Marco Morchio, director de gestión estratégica de Accenture.
José Francesc Valls, catedrático de Márketing de Esade, apoya
su visión. «En el futuro, los supermercados se van a convertir más en un lugar de encuentro y experiencia que de parada obligatoria. No serán tanto un almacén como un lugar donde conocer nuevos productos o encontrar elementos de cocina para experimentar», apunta.
Sobre las mencionadas mesas, una serie de pantallas cromadas proyectan los precios de los productos. Todo con gráficos y luces azules, muy de estética Star Trek.
Y  son precisamente estas pantallas el plato fuerte del lugar. Porque en una era en la que si no eres foodie (que es el sinónimo molón de «tragabolas exquisito»), eres fit (que es el sinónimo molón de «a dieta permanente»), el Santo Grial tiene forma de ficha nutricional.
Por eso, con sólo apuntar con el dedo al producto deseado, un dispositivo kinético reconoce nuestra mano y envía la información a la pantalla. En menos de un segundo encontramos el precio y la información ampliada del producto en cuestión: calorías y demás datos nutricionales, origen y hasta huella de carbono (los gases de efecto invernadero que se han emitido al producirlo). La cosa se pone entretenida y la gente maravillada apunta en todas direcciones a modo de tío Sam desorientado.
«En un mundo globalizado, los consumidores tienen cada vez más información y, por ello, son más sensibles al efecto en su salud de los alimentos que consumen que, cada vez más, influyen en sus decisiones», comenta al respecto Ignacio García Magarzo, director general de la patronal de supermercados Asedas.
Pero pasemos a la sección de frutería porque el espectáculo sigue: por fin, los ansiados robots. Aquí, la afable frutera ha sido sustituida por un brazo hidráulico que mete manzanas en cajas de comida china. Nada tiene mucho
sentido, pero el guía se apresura y aclara la escena: «Esto es un prototipo de demostración. En el futuro, podrás ordenar tu cesta de fruta personalizada desde la app, para que cuando llegues esté preparada». Plátanos ad hoc, que dirían los gurús.
Y entonces, si se logra despegar la vista del hipnótico movimiento de la garra hidráulica, el clímax final: una macropantalla situada en lo alto de la pared principal del recinto despliega las estadísticas de consumo del supermercado. Desde qué productos están teniendo más éxito en cada categoría, hasta cuáles son los que más interés despiertan a golpe de dedazo. El comprador se convierte así en una suerte de bróker de abastos en el que las acciones se sustituyen por macarrones. ¿Y quién no ha querido ser bróker? ¿A quién no le gustan los macarrones Pues eso.
 Lo extraño de todo esto es que pese a las bombillas led, las mesas perfectamente ordenadas y las máquinas autómatas, el concepto sigue manteniendo un cierto aura de realidad. Será por eso de que los productos son los de siempre, pero puede que también porque nada es descabellado. «Esto es el supermercado del futuro, pero del futuro cercano. Queremos empezar a implementar muchas de estas mejoras a partir del año que viene. Empezaremos poco a poco, con algunos centros clave, para luego expandir el modelo a toda la cadena», explica Alberto Pozzi, Managing Director de Accenture.
Ante tal panorama, las preguntas son obligadas: ¿Cuánto cuesta? ¿Podremos verlo en España? A la primera, Accenture no da una cifra clara, pero tras un poco de insistencia, Pozzi redondea: «Un centro como éste se situaría en torno a los 13 millones de euros». Habrá que especular mucho con esos macarrones entonces.
Y en cuanto a la situación nacional, según Francesc Valls, tocará esperar: «Tardará, porque por ahora la distribución sigue enfocada a reducir precios y el sector aún no está en condiciones de hacer grandes inversiones, pero podremos ver sorpresas encaminadas a la robotización en los próximos cinco años».
De momento, la realidad es que en un sector en el que todas las miradas apuntan al modelo de compra online como tendencia lógica, el prototipo de Coop apuesta por otra tecnología mucho más tangible. Y, tendencias aparte, nadie puede discutirle el más de un millón de visitantes que acumula el modelo de la Expo desde que abriera sus puertas en mayo.
Al fin y al cabo, tal y como explica Adam Sedo, de Amazon: «Un modelo no está reñido con el otro. En el caso de Amazon, que acaba de
estrenarse en la ventas de alimentación y droguería en España, ofrecemos productos de nuestro propio stock, pero también le damos la oportunidad a muchos establecimientos físicos de llegar a más gente. Así todos ganamos».
Y no es el único que defiende la perfecta convivencia de las dos especies. El catedrático de Esade avala la moción: «Se combinarán cada vez más los espacios físicos con los online. No van a ampliarse solamente, sino a interconectarse». Fruteros robot y ahora resulta que con conexión a internet. Habrá que ir llamando a Neo.
 

miércoles, 28 de octubre de 2015

EN CAMPOAMARGO EN FRUTO DEL PECADO ORIGINAL FUE LA BERENGENA

EN CAMPOAMARGO EN FRUTO DEL PECADO ORIGINAL FUE LA BERENGENA

Este post es pura invención de mi tórrida mente, la historia y personajes que cuento son inventados.
Estoy seguro que este post me va a salir un poco “friky”, es curioso estoy escuchando un genial programa de tv, cachitos de hierro y cromo, ¡¡¡genial¡¡¡. También sigo  el culebrón de #mardeplastico y su pueblo #Campoamargo, lo sigo en televisión y en facebook que es el que realmente me gusta, el gran Paco rivera carpintero nos sorprende de vez en cuando con alguna genialidad que nos describe parte de esta realidad de nuestro nuevo pueblo.

Esta claro que el o los guionistas de la serie han sido despedidos como mínimo, la suerte es que en #Almeria no hay AVE, por que alguno los tirarían a la vías, pero en esa historia que nos cuenta la serie de tv yo le daría cabida algún personaje mas, como un técnico diciendo a modo de pastor religioso alguna tontería, algún agricultor “bregoso”, y unos periodistas en paro o trabajando por un mísero sueldo dispuesto a escribir algún articulo que ponga a parir el sector, o copiando las ideas de algún blog.

El fruto prohibido el del pecado original es la Berenjena, los agricultores que nos hemos atrevido a sembrar este cultivo hemos enfadado al maligno, y por eso nos ha mandado una plaga de mosca blanca esta campaña, el agricultor suele ser ese infiel que peca a diario, en la serie de tv, el agricultor es un tipo de cuidado, rico y cateto, con querida joven, rubia y muy nórdica, mas de uno seguro que cree que esa es la realidad de nuestro campo, por eso la serie aclara al inicio que son historia y personajes inventados, hay gente con pocas neuronas sueltos por las calles.

Lo curioso que la serie es una invención lo inédito es que es este campo hay alguno digno de entrar en la serie o incluso los hay que superan la ficción.

AUTOR: Francisco Javier Gonzalez Alonso

   

lunes, 26 de octubre de 2015

LOS SUPERMERCADOS TIENEN AL CONSUMIDOR Y EL AGRICULTOR LOS FRUTOS

LOS SUPERMERCADOS TIENEN AL CONSUMIDOR Y EL AGRICULTOR LOS FRUTOS
               
Para los que somos agricultores en @Almeria  comenzó la campaña de recolección de nuestras #hortalizas y con ello la eterna lucha con la gran distribución por los precios, precios justos y que cubran los costes de producción como mínimo es lo que pedimos.

Lo primero recordarle a mucha gente principalmente del centro y norte de @Europa que Almeria esta en @España y España en Europa, esto no es Africa y el eterno recuerdo a nuestros políticos de que Almeria existe, existe no solo para recaudar abundantes impuestos y votos aquí también deberíamos invertir algo y tomar medidas políticas que como mínimo no nos perjudiquen.

En la eterna guerra entre la gran distribución y las comercializadoras de nuestras hortalizas, siempre ganan los otros, si hablamos con los dirigentes de la gran distribución piensa que el agricultor se lo lleva crudo y si le pedimos opinión al agricultor piensa que quien se lo lleva crudo es la gran distribución y sin esfuerzo alguno y con una mínima inversión, la realidad que quien mas gana es la gran distribución y a los hechos me refiero, cuantos agricultores encabezan las lista de los mas ricos en España o cuantas empresas de hortalizas están en bolsa, el echo de ganar dinero me parece muy licito cuando no sea a costa del esfuerzo de otro, hoy en día en un sistema capitalista como en el que vivimos el que mas dinero gana es el que comercia y no el que produce.




La gran distribución argumenta y con mucha razón que el cliente final es suyo y por eso los mayores beneficios son para ellos, la gran distribución ha jugado muy bien sus piezas y han sabido dar un valor añadido al echo de hacer la compra y utilizar las #hortalizas como reclamo, el contar con fuerte respaldo económico hace que puedas tener a los mejores profesionales y un modelo de negocio de alta rentabilidad. Sin embargo el argumento de los agricultores es el que el producto es suyo, claro esta que quien tiene el producto debería de mandar y si además es un producto de alto reclamo el negocio debería de estar en tus manos, pero el sector agrícola ha cometido infinidad de errores y el primero ha sido no invertir fuerte en el apartado comercializador y esto conlleva que tengas profesionales de perfil muy bajo, poco cualificados e ineficiente en sus cometido, y nunca hemos tomado medidas en cortar la degeneración del apartado comercial, creando una especie de secta en un submundo oscuro e inaccesible con altos sueldos para poca rentabilidad.

En definitiva quiero decir con este post que en el mundo de los negocios y las empresas quien tiene un gran producto manda, las grandes cadenas se ponen en manos de empresas que tienen productos de alto valor añadido, innovadores, novedosos, etc… productos que provocan el reclamos del consumidor, y si tienes ese gran producto tu mandas en el posicionamiento negociador y el agricultor ha procurado tener grandes y mejores cultivos, pero no en posicionarse a nivel empresarial, hay errores que cuestan muchísimos millones de euros y los errores se deben pagar.

AUTOR: Francisco Javier Gonzalez Alonso
Email: fj@murgiverde.es

martes, 6 de octubre de 2015

MURGIVERDE - Galeria Fotografica

MURGIVERDE - Galeria Fotografica

MURGIVERDE S.C.A.

MURGIVERDE S.C.A.

LA AGRICULTURA CONVENCIONAL CADA VEZ MAS ECOLOGICA

LA AGRICULTURA CONVENCIONAL CADA VEZ MAS ECOLOGICA

Cada día es más difícil ser agricultor, además si eres de Almeria-Spain, cultivas bajo plástico, y haces agricultura convencional, los palos bien por todos lados, la @grandistribucion, las pocas ayudas europeas, nacionales, autonómicas, etc… la ineficacia de los políticos locales, la mala prensa nacional, la mal e intencionada información vertida continuamente sobre el sector, casualmente siempre cuando hay precios altos, la presión de lobbies como los de farmacia e industrias alimentarias, las importaciones de terceros países, etc
….
A pesar de todo lo anteriormente comentado los agricultores de Almeria siguen saliendo hacia adelante, además siendo un ejemplo a nivel mundial, como referente en seguridad alimentaria con el residuo cero, la implantación de control integrado y la lucha biológica, la gestión de los residuos, y cada dia mas integrando la @agriculturaecológica a nuestro modelo productivo.
@Almeria es el referente mundial en #luchaintegrada y @controlbiologico en @frutas y @hortalizas, y además mejorando continuamente las labores agrícolas para tener una continua evolución hacia producir las #hortalizas mas sanas y mas ecológicas.

Toda esta labor del agricultor debe de ser certificada y en #Almeria lo es, el sector cuenta con las importantes certificaciones a nivel mundial y el mayor numero ya que se pueden contar con varias decenas de distintas certificaciones de calidad, medio ambiente, gestión, etc…. Además de las distintas certificaciones la presión absurda de las cadenas de distribución con normativas internas difíciles de cumplir que solo buscan el hundimiento de los precios y nuestras empresas también las cumplen.

Con todo lo anteriormente comentado quiero dar a entender que el modelo Almeria esta muy vivo y a la cabeza de la agricultura mundial, es un referente como modelo y como gestión agrícola, un modelo familiar con medidas y labores que cada dia hacen que la agricultura convencional se acerque mas y mas a la ecológica, siendo mas rentable para el agricultor y devolviendo a la sociedad parte de su valor, en industria auxiliar, manipulado y generando muchísimos impuestos al estado, ya que el agricultor es considerado un empresario y como tal se le aplican los impuestos.

http://murgiverdesca2.blogspot.com.es/2015/06/murgiverde-sca2-referente-europeo-en.html

rafia ecológica de esparto y cáñamo


AUTOR: Francisco Javier Gonzalez Alonso

EMAIL: fj@murgiverde.es